“Fui estudiante del Instituto Comfamiliar, hice un técnico en Contabilidad y me dieron la oportunidad de realizar la práctica en el área de Crédito, una experiencia muy bonita, aprendí de todos los compañeros. Ya a pocos días de terminar me dijeron que me iba a quedar con un puesto fijo, fue una gran sorpresa porque desde siempre quise pertenecer a esta gran empresa y esta es la oportunidad que esperaba”, manifestó Katherine Orozco, quien es la asesora de Aportes y Subsidio del nuevo punto de información de Comfamiliar Risaralda en el Ciudadela Cuba de Pereira.

Y así como Katherine, varios han sido los estudiantes que luego de egresar del Instituto Comfamiliar, gracias al conocimiento adquirido y al compromiso con la Institución, se han hecho acreedores a quedarse laborando en la Caja de Compensación de los risaraldenses.

Prueba de ello es Alejandra Zapata, quien después de haber estudiado el Técnico en Mercadeo y Ventas ofertado por el Instituto Comfamiliar, y realizar sus prácticas en el área de Crédito, fue destinada a tomar las riendas del naciente Punto de Información en Cuba, reto que asumió con mucha responsabilidad.

“Fui estudiante del Instituto Comfamiliar, hice mi práctica en Crédito, siempre di lo mejor atendiendo positivamente a quien llegaba con un requerimiento, y pues gracias a Dios me dieron la oportunidad de continuar laborando acá, soy muy feliz, trabajo con mucho amor, en este momento tengo tatuada la camiseta de Comfamiliar”, expresó Alejandra Zapata, coordinadora del Punto de Atención en Cuba.

Cubita la bella

El deseo de estar más cerca en este importante sector de Pereira, nació gracias a que allí habita un gran porcentaje de afiliados a la Caja de Compensación Familiar quienes continuamente hacen uso de los servicios que Comfamiliar ofrece, y tenían que desplazarse hasta la sede del centro de la ciudad, lo que no solo les costaba tiempo sino dinero.

“La verdad no sabía que habían puesto una oficina aquí, ahora que pasé en el bus vi el letrero de Comfamiliar y vine a preguntar que servicios me prestaban. Yo trabajo en una empresa de confecciones donde nos tienen afiliados a esta Caja de Compensación, voy a salir a vacaciones muy pronto, y me han dicho que en la Agencia de Viajes hay unos paseos muy favorables”, acotó Liliana Hurtado, habitante de Cuba.

El nuevo punto de atención, abierto al público desde el pasado 29 de noviembre, oferta a la comunidad servicios como: Aportes y Subsidio, Agencia de Empleo, Agencia de Viajes, Crédito, y Servicios Sociales (vivienda, recreación, educación, entre otros).

Bendito entre las mujeres

Cuando el joven Yeison Bedoya, regresó a Pereira jamás se imaginó que Dios y la vida le tendrían, en un bus urbano, la gran oportunidad que siempre había buscado, esa que años atrás le fue esquiva y por la que tuvo que dejar su ciudad tras un mejor futuro. Ingresó a estudiar al Instituto Comfamiliar, y hoy hace parte de los cinco colaboradores, el único hombre, que labora en la Sede Cuba.

“Un día cualquiera abordé un bus de servicio público en el que estaba la publicidad del Instituto y fui a mirar que programas había, me gustó mucho el tema de Mercadeo y me incliné por esa carrera. Luego que salí de hacer mi práctica en el 2014, el doctor Juan Carlos Romero me dijo que si había la posibilidad de que más adelante se prestara un servicio más amplio de Crédito Comfamiliar me volvería a llamar, y así fue. En 2015 me llamó y me dijo que ya estaba el proyecto, que si podía contar conmigo, obviamente sin pensarlo le dije que sí, me dio la oportunidad de regresar a la empresa y me siento muy agradecido porque en Comfamiliar he crecido tanto personal como profesionalmente, somos una empresa que trabaja para las personas”, concluyó, Yeison Bedoya, técnico en Mercadeo y Ventas del Instituto Comfamiliar y asesor del área de Crédito en Cuba.