El Instituto Comfamiliar presentó nuevos graduados

“La pandemia nos ha afectado a todos en muchos aspectos, entre ellos, el económico, por eso no me podía quedar sentada esperando a que todo volviera a la normalidad. Me tocó empezar de cero porque los servicios que presto siempre han sido a domicilio y ahora no puedo visitar a mis clientas. Poco a poco gracias a Dios he ido retomando, empecé a buscar las necesidades nuevas, y así se ha ido moviendo más mi caja”, manifestó Érika Alejandra Echeverry, propietaria de la empresa Every Belleza, Estilo y Satisfacción, quien gracias al apoyo de Comfamiliar Risaralda, ha logrado darle una nueva dinámica de producción a su negocio.

Como ella, cientos de risaraldenses se han visto beneficiados en los últimos años con la Unidad de Emprendimiento del Instituto Comfamiliar que de forma gratuita capacita a los nuevos empresarios en temas como formulación de proyectos, finanzas, mercadeo y publicidad.

Y fue gracias al amor por el maquillaje que siempre ha tenido Érika Alejandra, que en 2017 esta emprendedora dosquebradense, luego de varios años de intentarlo, dio vida a Every Belleza, Estilo y Satisfacción, una empresa especializada en darles un toque mágico a las mujeres risaraldenses.
“Mi fuerte antes de la pandemia eran los maquillajes sociales para eventos, quinceañeras, matrimonios, fiestas. Ahora me tocó empezar de nuevo, actualmente brindo asesoría de imagen integral, doy clases virtuales de maquillaje, asesoría en compras, y depuración de maquillaje”.

Pero si algo tiene claro Érika es que toda crisis trae consigo una oportunidad, y ella sí que la ha sabido aprovechar. Hace pocos días, con la asesoría de la Unidad de Emprendimiento de Comfamiliar, abríó su tienda virtual de productos de belleza a domicilio, proyecto que no solo la tiene muy feliz, también a sus clientas, quienes en cuarentena no pierden el glamour y siguen al cuidado de su asesora de belleza.

La Tapería Restaurante

Una de las comidas internacionales más apetecidas por los risaraldenses es la española, y ese fue el punto clave para que Juan David Casas Medina, tras regresar a Pereira luego de 15 años en Europa trabajando en distintos restaurantes, tomara la decisión de crear a su propio negocio que inicialmente nació como emprendimiento de comida para eventos y conservas.

“Cuando comenzamos no teníamos mucha idea de cómo explotar ese negocio, entonces fue cuando buscamos acompañamiento y encontramos al grupo de emprendedores de Comfamiliar. Allí nos dieron el apoyo, nos enseñaron cómo hacerlo, el tema de la publicidad, de la administración, de finanzas, la verdad nos dieron muchas herramientas para sentarnos y nosotros mismos hacer un plan de negocios”.

Lo que inició como una idea casera, se convirtió en un proyecto más grande gracias a la asesoría de Comfamiliar Risaralda. Juan David y su esposa Ana Sofía dieron vida a La Tapería Restaurante, un lugar especializado en comida española ubicado en el barrio Popular Modelo de Pereira. Y aunque aún no ha abierto oficialmente sus puertas al público debido a que una semana antes de la inauguración fue decretada la cuarentena, todo está listo para recibir a los clientes una vez el Gobierno nacional entregue la autorización.

“Afortunadamente hemos tenido una gran suerte porque sin haber abierto las puertas, sin habernos dado a conocer como local, la acogida con el tema de las redes sociales ha sido muy satisfactoria, por este medio es que estamos vendiendo en este momento y llevamos la comida a domicilio. Estamos muy agradecidos con Comfamiliar Risaralda, allí nos dieron el apoyo, nos enseñaron cómo emprender, la verdad nos dieron muchas herramientas para convertir nuestro sueño en realidad, seguro que sin tan valiosa ayuda, nuestro objetivo no se hubiese cumplido”, concluyó Juan David Casas.

El Dato

La Unidad de Emprendimiento del Instituto Comfamiliar continúa llegando a los risaraldenses de forma virtual en tiempos de COVID19. Constantemente se ofertan, de manera gratuita, cursos y asesorías para quienes desean dar vida a su idea de negocio.