LA EDUCACIÓN VIRTUAL, UNA GRAN HERRAMIENTA PARA GANARLE LA BATALLA AL CORONAVIRUS

Aunque la pandemia continúa transformando al mundo, Comfamiliar Risaralda y sus distintas áreas se han empeñado en no dejarse abrumar por este virus, por el contrario, continuamente idean estrategias para ganar esta batalla. Muestra de ello es el proceso virtual aplicado con éxito por el Instituto de Educación Comfamiliar, el cual ha tenido un efecto muy positivo no solo en la comunidad educativa, sino en los padres de familia, quienes se han puesto la camiseta para realizar el respectivo acompañamiento a sus hijos.

El profesor Jaime Andrés Martínez, coordinador de Convivencia del Instituto Comfamiliar, ha sido el encargado, gracias al apoyo de la rectora María Angélica Martínez, de servir como mediador en el proceso de pasar de las clases presenciales a las virtuales, sin que ello cause traumatismos en estudiantes y profesores.

“Nosotros estábamos, afortunadamente, muy bien preparados. Desde hace más de cinco años hemos venido trabajando con una plataforma muy funcional que es la Q10, ya los muchachos tenían un manejo bastante bueno de esta herramienta, y los padres también estaban acostumbrados a entrar a consultar notas, había mucha cercanía con los directores de grupo que han sido claves en todo el proceso, no estábamos tan desarmados para empezar”, manifestó el Coordinador de Convivencia.

Pero todo cambio trae sus dificultades, y el del Instituto Comfamiliar no fue la excepción, la ausencia de elementos tecnológicos en las casas, la baja conectividad a internet y, en algunos casos, la falta de adaptación a las nuevas tecnologías causaron retrasos que, afortunadamente, fueron solucionados a tiempo.

“Obviamente en temas de conectividad nos costó mucho al principio porque había padres que no tenían el recurso o la posibilidad de pagar el internet para que sus hijos accedieran todo el tiempo desde la casa a la plataforma, a las actividades, a las tareas. De inmediato reaccionamos desplegando una serie de herramientas creativas, estamos trabajando con Google Classroom que es parte de las ayudas que tiene Comfamiliar para ofrecer. El enemigo número en las clases hace unos meses era Whatsapp, hoy se ha convertido en nuestro aliado estratégico porque se ha vuelto parte integral de este proceso, y sobre todo hemos afrontado esta época con mucha disposición y creatividad”.

Una de las herramientas más utilizadas en las clases virtuales que reciben los 342 matriculados en el Instituto en 2020, es la Plataforma Académica Q10 a la que los alumnos no solo acceden desde sus computadores, sino a través de una APP para celulares que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

“En ella encuentran espacios virtuales creados para cada área, enriquecidos con una cantidad de elementos digitales, enlaces a videos de plataformas externas, a otros espacios virtuales como classroom de Google. De igual manera, por medio de Q10 acceden al material que los docentes van actualizando a medida que pasan las horas de clase. Allí reciben ejercicios, tareas, talleres, instructivos, orientación y una cantidad de material que nuestro Centro de Recursos Educativos Digitales ha ido diseñando durante toda esta etapa para hacer más fácil y amigable el proceso”, añadió Jaime Andrés Martínez.

Nuevo Aprendizaje

Y es que el cambio que ha tenido el planeta, también le ha planteado a los docentes un nuevo reto en el modelo de enseñanza. Los maestros estaban acostumbrados a preparar sus clases de forma presencial, teniendo como principales aliados el tablero y el marcador. Hoy por hoy la tecnología y la virtualidad hacen parte de la vida diaria, y a ello se han debido enfrentar.

“Tenemos un cuerpo docente que tiene unas habilidades específicas muy bien desarrolladas en la presencialidad. Sin embargo, todos hemos entrado en una nueva etapa de aprendizaje de herramientas virtuales como los foros y las clases a través de Google Meet. Sin duda alguna a unos se les ha hecho más complejo el camino, pero han contado con el acompañamiento de los compañeros, ha sido un trabajo en equipo y hemos logrado que todo fluya muy bien. Los padres de familia también han sido parte fundamental de este proceso, han creído en todas las actividades que hemos propuesto y han acompañado a sus hijos que es lo más importante”, concluyó Jaime Andrés Martínez, Coordinador de Convivencia del Instituto Comfamiliar.

La educación virtual implementada desde el Instituto, no solo está llegando a los alumnos de bachillerato de los 11 grupos con que cuenta la sede de Dosquebradas, y los 2 de Santa Rosa de Cabal, sino a los estudiantes de las distintas carreras técnicas que oferta Comfamiliar Risaralda.